Whatsapp icon
¿Te llamamos?

Blog


Blog Hipoacusia: ¿Cómo saber si alguien está dejando de oír?

None

Hipoacusia: ¿Cómo saber si alguien está dejando de oír?

¿Crees que la pérdida de la audición es solo cosa de mayores? Habitualmente creemos que las personas mayores son las únicas que van dejando de escuchar progresivamente.
 

 

No afecta solo a personas mayores
 

Si es cierto que la mayoría de casos de pérdida auditiva se da en personas mayores. A esta pérdida de audición se le denomina presbiacusia. Esto no quiere decir que otra persona de una edad menor no pueda sufrir pérdida de la audición.  

Actualmente, existen casos en los que se empieza a perder la audición a una edad más temprana. Detectarla a tiempo es una gran ventaja ya que se puede conseguir frenar esta pérdida progresiva de la audición, además de otros problemas como el deterioro cognitivo.
 

Pruebas auditivas gratis

 

Actuar cuanto antes
 

Solemos aplazar la decisión de acudir a un especialista, pensando que es un tapón, o simplemente días malos. Recomendamos que al menor signo de hipoacusia se acuda a un especialista, solo él podrá identificar el problema de forma inmediata y segura.
 
Existen diferentes signos muy comunes que nos pueden decir si alguien que conocemos o nosotros mismos estamos empezando a sufrir una pérdida de la audición.

Para saber si una persona de nuestro entorno comienza a escuchar menos nos apoyaremos en los signos sociales. En cambio, para saber si este tipo de problema nos está afectando en primera persona, nos fijaremos en los signos emocionales y clínicos.
 

 

>> Signos sociales

 

Uno de los principales signos sociales con el que podríamos darnos cuenta es cuando una persona sube en exceso el volumen de la televisión o de la radio. Normalmente este es uno de los primero signos con el que nos empezamos a ver que algo está fallando y el más fácil de identificar, ya que para las personas del entorno les resultará molesto.

Suelen pedir habitualmente que se vuelva a repetir una palabra o frase porque se ha escuchado pero no la han entendido. No pueden seguir las conversaciones en situaciones ruidosas como un bar o la calle y lo más habitual es que no entiendan bien a mujeres y niños. Esto ocurre porque las primeras frecuencias que una persona empieza a dejar de escuchar son las frecuencias altas, y las voces de estos dos grupos de personas tienen frecuencias altas .
 

 

>> Signos emocionales

 

Los signos emocionales los podemos identificar en primera persona. Empezamos a notar que estamos una incipiente pérdida auditiva cuando sufrimos de irritación, estrés y cansancio. El cansancio viene derivado por el esfuerzo que se hace al intentar oír lo que dicen los demás, al intentar seguir las conversaciones. También es muy habitual perder información importante en las reuniones de trabajo o con amigos.

Por ello, muchas veces nos podemos sentir inquietos ante la perspectiva de conocer gente nueva por miedo a malentendidos que pueda entender en las conversaciones.

Además es habitual evitar situaciones sociales con las que antes disfrutábamos por miedo a no entender a nuestro entorno.
 

 

>> Signos clínicos

 

Por otro lado tenemos los signos clínicos. Estos signos pueden comprobarse fácilmente por la propia persona y no tanto por la percepción de una tercera persona.

Hoy en día, muchos casos de hipoacusia o sordera se da por antecedentes familiares.  Esto no quiere decir que los padres sufran este tipo de problema, pueden ser portadores sanos de este tipo de mutaciones genéticas. Son casos fáciles de detectar ya que se realizan cribados neonatales para identificar este tipo de problemas. Esta pérdida puede estar causada por agentes que han dañado el oído durante el desarrollo del feto.

No son signos como tal, pero podemos darnos cuenta en el caso de que estemos expuestos a sonidos muy fuertes y constantes, en nuestro lugar de trabajo, podríamos tener una pérdida auditiva y nunca está de más realizarnos una revisión auditiva.

Los medicamentos pueden ser perjudiciales también para nuestra salud auditiva. En el caso de estar tomando fármacos, deberemos asegurarnos que no son ototóxicos, es decir, que entre sus efectos secundarios no se encuentra que son dañinos para nuestro oído.

Somos muy reticentes a admitir que algo está pasando con nuestra audición. Por eso, si crees que alguien está pasando por esto, o si tú mismo te sientes identificado, acudir a un especialista es lo más adecuado. En los gabinetes especializados podrán informarte sobre tu situación y qué se puede hacer para mejorarlo.
 

Encontrar especialista

 

 

¿Cómo puedo detectar la pérdida auditiva? 
 

Muchas veces la mayoría de los problemas auditivos comienzan gradualmente, sin ningún tipo de molestias ni de dolor. Los familiares suelen adaptarse a la pérdida auditiva de alguien sin darse cuenta. 

Os dejamos algunas preguntas para que vosotros mismos podáis determinar si existe la posibilidad de que alguien de vuestro entorno o vosotros mismos tengais pérdida auditiva.
 


  • ¿A menudo pido/pide a los demás repetir lo que han dicho?

  • ¿Tengo/tiene problemas en seguir conversaciones con más de dos personas?

  • ¿Me esfuerzo / se esfuerza para entender lo que se dice en lugares como restaurantes, cafeterías o centros comerciales?

  • ¿Tengo/tiene dificultad para oír a mujeres y niños?

  • ¿Te dicen/le dices que pone el volumen del televisor o de la radio muy alto?

  • ¿Sientes/siente zumbidos en el oído?


  •  

Si la respuesta ha sido sí a dos o más preguntas puede haber probabilidad de que haya una pérdida auditiva. Lo mejor será acudir a un especialista.
 
En este vídeo os contamos de manera más entretenida cuáles son los principales síntomas de la hipoacusia o sordera. ⬇️

 

 

¿Habéis detectado de alguna otra manera la pérdida auditiva? Contadnos vuestra experiencia aquí abajo.
 

Artículos relacionados