Whatsapp icon
¿Te llamamos?

Blog


Blog Cómo influye la dieta en la pérdida auditiva

None

Cómo influye la dieta en la pérdida auditiva

La pérdida auditiva se relaciona con el envejecimiento, y es cierto que más del 40% de las personas mayores de 60 años presentan algún grado de hipoacusia.


Es a partir de los 55 años cuando, como consecuencia del paso del tiempo, el sistema auditivo acusa cierto deterioro, al igual que ocurre por ejemplo con la visión. Pero también es una realidad que la pérdida auditiva puede tener lugar a cualquier edad y que se trata de algo muy común: según la OMS, el 8% de la población tiene hipoacusia. Y entre los varios factores que pueden provocarla, se encuentra la dieta. 
 

Los nutrientes que previenen la hipoacusia


A pesar de que la edad es el principal motivo de la pérdida de audición, también pueden provocarla el estilo de vida, los niveles elevados de ruidos, algunas enfermedades, efectos secundarios de la medicación, y también una dieta inapropiada que carezca de ciertos nutrientes. 


Son muy numerosos los estudios médicos que, desde hace años, han revelado cómo influye la alimentación en el riesgo de contraer enfermedades de todo tipo. Ya en el pasado 2017, el Instituto Nacional de Estadística publicó un gráfico que evidenciaba la estrecha relación entre los alimentos y las enfermedades del sistema nervioso y órganos sensoriales, entre los que se encuentra el oído.


Pero el estudio más reciente en este sentido, realizado por un equipo de investigación del  Brigham and Women's Hospital, evidencia de forma clara que llevar una dieta saludable disminuye el riesgo de sordera. Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron durante tres años el seguimiento de la audición de un grupo de mujeres, las cuales consumían alimentos para combatir la hipertensión
 

 

Este tipo de dieta se denomina DASH, que son las siglas en inglés de Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión, y está cimentada en alimentos tales como cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, lácteos desnatados, carnes magras, pescado y aves. El resultado del estudio reveló que las mujeres que seguían este patrón alimenticio presentaban un riesgo sustancialmente menor de tener pérdida de audición, concretamente un 30% menos de probabilidades.
 

》Como ayudar a un ser querido con hipoacusia
 

En otros estudios científicos realizados con anterioridad, se observó que el consumo regular de alimentos ricos en carotenoides, folatos y ácidos grasos omega 3, ayudan a prevenir la pérdida de audición. Veamos cuáles son estos alimentos clasificados en tres grupos:
 

» Carotenoides: presentes en calabaza, zanahorias, boniato, mango, papaya, tomates, ciruela, albaricoque, nectarina, naranja, mandarina, albaricoque, plátano, col rizada, espinacas, acelgas, brócoli, pimiento rojo y maíz amarillo, principalmente.

» Folatos o ácido fólico: presente en espinacas, lechuga, endivia, rúcula, acelgas, col, berros y verduras de hoja verde en general. Frutas como los cítricos (naranjas, limones, mandarinas, pomelo), kiwi, papaya, fresas y frambuesas. También las legumbres en general, los frutos secos y los cereales integrales.

» Ácidos grasos omega 3: pescados y mariscos de agua fría como salmón, caballa, atún, arenques y sardinas. Nueces y semillas como linaza, chía y nueces negras. Aceites de plantas como el aceite de linaza, aceite de soja, y aceite de canola. 


También se ha observado que minerales como el zinc y el potasio favorecen una correcta audición. 

 

Cómo actúan los nutrientes sobre la audición


La pérdida auditiva adquirida, que no es la misma que la provocada por la edad, es fruto de un cúmulo de varios factores tal como hemos descrito al comienzo de este artículo. 
 

 

También hay otros mecanismos que pueden desencadenar problemas de audición, como un riego sanguíneo deficiente hacia la cóclea, que es el principal órgano de audición en el oído interno, así como la falta de oxígeno y la inflamación de las vías auditivas.


Pero precisamente todos estos factores desencadenantes descritos pueden prevenirse con una dieta saludable, basada en alimentos ricos en antioxidantes y reguladores de la presión arterial, como los clasificados en los tres grupos descritos: carotenoides, folatos y ácidos grasos omega 3.
 

Las investigaciones en este sentido no cesarán, centrándose en participantes que son sometidos a numerosas pruebas de audición, como las que realizan los audioprotesistas de Audiotek en sus centros auditivos. Porque una correcta audición pasa por la prevención, y como hemos visto en este artículo, una dieta adecuada sumada a los buenos hábitos y a las revisiones auditivas periódicas, serán las mejores garantías para proteger nuestra salud auditiva. 

  • 16 de Noviembre de 2020