Whatsapp icon
¿Te llamamos?

Blog


Blog 3 Razones para usar audífonos

None

3 Razones para usar audífonos

¿Sabías que la pérdida de audición es más común que la pérdida de visión? 

Cuando nos percatamos que nuestra visión no es lo que era, muchos acudimos a un oculista para poner una solución. Pero a la hora de acudir a un audiólogo, en España, tardamos una media de 7 años. ¿Imaginas esperar 7 años para ir a un oculista? ¿Imaginas todo lo que te perderías? Con la audición pasa lo mismo. Como con las gafas, el mejor momento para adquirir un audífono es cuando aparecen los primeros signos de hipoacusia.

Los amigos y familiares suelen ser quienes se percatan de que puede existir una pérdida auditiva. Educarse a sí mismo es muy importante. Comprender completamente la situación es el primer paso para resolver los problemas de audición.

Los audífonos son una de las formas más efectivas y no invasivas de recuperar la audición. Su función principal es amplificar los sonidos que el paciente no puede oír, ayudándole así a captar todos los sonidos del entorno.
 

 

Una de las principales ventajas de utilizar este tipo de dispositivos es que no se requiere intervención quirúrgica, por lo que hoy mismo podríamos empezar a utilizarlos. En primer lugar es importante saber si realmente necesitamos un audífono. 

En un centro auditivo de calidad podremos realizar una prueba de audición completamente gratis. La prueba de audición ayudará al audiólogo a recomendar la mejor solución para su problema de audición.

En audífono.es podemos ayudarte en todos los pasos antes de solicitar una cita en un centro auditivo. Podrás buscar y comparar audífonos hasta dar con el más adecuado para tu situación. 

 

Causas principales de la hipoacusia


A medida que envejecemos el deterioro auditivo es algo común, pero la pérdida auditiva o hipoacusia puede darse a cualquier edad.  Puede haber muchas causas de sordera que no están directamente asociadas con la edad:

》Traumatismos
》Antecedentes familiares
》Medicamentos
》Infecciones

Estas causas pueden hacer que sea necesario utilizar audífonos o un implante coclear a una temprana edad. 

Aunque alrededor de un tercio de las personas mayores de 65 años presentan un problema auditivo, muchas personas con discapacidad auditiva todavía no usan audífonos. Sin embargo, la razón no suele ser su propia mala experiencia, sino los comentarios de amigos y familiares. 
 

El avance de la tecnología de los audífonos es muy grande. Estos dispositivos se pueden controlar a través del móvil y son de un tamaño mucho más pequeño que al que estamos acostumbrados, por lo que apenas llaman la atención de terceras personas. Debido a su peso ligero, no presionan y se asientan perfectamente detrás de la oreja o dentro del canal auditivo. 

》¿Qué tipos de audífonos hay?

Esto significa que se pueden utilizar durante todo el día sin que nos causen molestias. Los audífonos actuales filtran el ruido de fondo, el del viento, tienen direccionalidad y transmiten el sonido con una alta calidad. Desde que se comienza a utilizar audífonos, el paciente podrá volver a participar de forma activa en su día a día, notando rápidamente cómo mejora su calidad de vida. 

 

1. La pérdida de audición no desaparece por sí sola


Es necesario hacer una pequeña distinción entre la hipoacusia transitoria y la permanente. La hipoacusia transitoria puede darse por una otitis media o un tapón en el oído, que con un tratamiento adecuado podremos recuperar la audición de forma parcial o total.
 

 

Por otro lado, la hipoacusia producida por otras causas generalmente se mantendrá, empeorando con el paso del tiempo si no se ataja el problema cuanto antes. Los audífonos proporcionan sonidos que el paciente ya había dejado de escuchar. Si el oído deja de recibir estos sonidos, la audición irá paulatinamente deteriorándose más. Desde audifono.es podemos atender cualquier tipo de consulta que tenga. Un profesional de la audición puede atender cualquier duda que tengas, realizar pruebas auditivas y podrás probar un audífono de forma completamente gratuita.  


2. Disfruta de tu vida diaria de nuevo


La pérdida auditiva se comienza a notar cuando notamos limitaciones en nuestra vida diaria. No podemos seguir conversaciones grupales, nos cuesta escuchar en bares y restaurantes, en el teatro… Cuando nos decidimos por utilizar un audífono, incluso durante las primeras horas de uso, empezaremos a notar una mejora considerable

Gracias a estos pequeños dispositivos podremos volver a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. La comunicación con familiares, compañeros de trabajo y amigos mejora y ya no nos es necesario concentrarnos para comprender las conversaciones. Esto también hará que la fatiga disminuya. Además, los audífonos con la última tecnología, a diferencia de los amplificadores de sonido, son capaces de filtrar todos los ruidos diarios que podrían llegar a molestarnos. Nos olvidaremos de escuchar ruidos molestos de la calle, los restaurantes y los conciertos. 
 

 

Rápidamente te darás cuenta de la comodidad y facilidad de uso de los audífonos. La calidad de la voz también ha mejorado con el paso de los años, por lo que podrás usar el audífono como auricular o audífonos. La tecnología más avanzada permite establecer conexiones Bluetooth con teléfonos móviles. Podrás realizar todos los ajustes necesarios, disfrutar de la música y de las llamadas de teléfono directamente en el audífono.

 

3. Discreción total: audífonos invisibles


La discreción es algo muy importante para muchas personas. No quieren que terceras personas sepan que utilizan audífonos, pero, ¿es esa una razón para no utilizarlos?.

Hoy en día existen audífonos invisibles diseñados para reducir la pérdida auditiva y completamente discretos. Estos audífonos se asientan en el canal auditivo por lo que solo tú sabrás que los llevas. 

Los audífonos invisibles se adaptan a cada paciente. Los audífonos intra, se realiza un molde del oído para que se adapte perfectamente y no cause molestias. Los audífonos RIE/RIC van colocados detrás de la oreja pero se pueden disimular gracias a la combinación de colores, haciéndolo coincidir con el color de cabello. La caja del audífono se conecta a través de un tubo transparente y que podría confundirse con un pelo.

Tras realizar las pruebas de audición necesarias, un audioprotesista adaptará el audífono en función de los resultados obtenidos. De esta forma, los pacientes podrán elegir entre más de 300 modelos de audífonos y mejorar así su calidad de vida. 
 

  • 9 de Septiembre de 2020