Whatsapp icon
¿Te llamamos?

¿Qué es una audiometría?

El primer paso para recuperar la audición y mejorar la calidad de vida es realizar unas pruebas auditivas en un centro auditivo independiente y de calidad. Con estas pruebas se categoriza la pérdida de audición y se ataja el problema de acuerdo a cada paciente.

>> Encuentra un centro auditivo especializado

La audiometría es una prueba indispensable para detectar y evaluar la capacidad de escuchar los sonidos.

Audiometría tonal

La audiometría es una prueba auditiva indolora para el paciente y no invasiva. Mide la capacidad de una persona para escuchar diferentes sonidos, tonos o frecuencias.

Esta prueba de audición se realiza para determinar si se ha producido una pérdida auditiva o para evaluar si unos audífonos, implante coclear o cirugía pueden mejorar la audición.

audiometria tonal

El objetivo es comprender la intensidad que debe tener un sonido para que el paciente lo oiga en las distintas frecuencias, dentro del rango de frecuencia audible por el ser humano.

¿Cómo se hace una audiometría?

Para realizar esta prueba auditiva no se necesita preparación por parte del paciente. Hay que tener en cuenta que tiene que colaborar con el audioprotesista que le realice la prueba. Durante esta prueba, el paciente usará auriculares y escuchará varios sonidos. A medida que el paciente vaya oyendo estos sonidos, tendrá que indicar sí los está oyendo o no.

Previa a la audiometría se realizan otras pruebas auditivas: una anámnesis y una otoscopia para descartar factores ajenos como un tapón.

>> Otras pruebas auditivas

El volumen del sonido se mide en decibelios (dB). El rango de audición normal es de 250-8,000 Hz a 25 dB o menos.

grados de hipoacusia

Para obtener resultados completos, la audiometría se divide en tres etapas diferentes: audiometría vía aérea, línea ósea y prueba del umbral de molestia.

Audiometría vía aérea

Se comprueba que las ondas sonoras viajan correctamente hasta el oído interno a través del aire.

Se trata de localizar el umbral auditivo de cada oído para cada una de las frecuencias, es decir, se comprueba la audición midiendo la intensidad más baja para producir una sensación audible para el paciente.

Audiometría vía ósea

La audiometría vía ósea se realiza con un vibrador óseo. Este vibrador se coloca directamente en el hueso que se encuentra justo detrás de la oreja, sobre la apófisis.

Con esta prueba se determina el umbral auditivo a través del cráneo, es decir, cómo está oyendo el paciente a través del hueso. Es completamente indoloro para el paciente.

Umbral de molestia

El objetivo de la prueba del umbral de molestia es determinar la intensidad a partir de la cual los sonidos empiezan a resultar molestos en cada paciente.

Esta prueba es fundamental para la adaptación personalizada de los audífonos.

Una vez acabadas las pruebas el audiólogo analizará los resultados obtenidos. Gracias a ellos se podrá determinar el tipo de hipoacusia y el grado de pérdida auditiva de cada paciente.

Audiometría en niños

Hay centros auditivos especializados en la rama de audiología infantil. Los audiólogos de estos centros están especializados en realizar audiometrías a niños. Mediante juegos y actividades, analizan e interpretan los estímulos provenientes de los más pequeños ante ciertos sonidos y ruidos.

audometria en niños

Para conseguir una buena adaptación, es de vital importancia encontrar el audiólogo con más experiencia para cada caso.

Audiometría por observación de la conducta

Este tipo de audiometría esta dirigida a bebés entre 0 y 3 meses.

La experiencia de un profesional de la audición será particularmente importante porque el profesional debe prestar atención a los reflejos involuntarios realizados por el niño cuando el audiólogo emite un sonido. Prestará especial atención a los movimientos de los ojos, cambios de respiración o a los cambios de succión del chupete.

Audiometría Suzuki o por refuerzo visual

La prueba de audición Suzuki generalmente se comienza a realizar a los 6 meses y dura hasta los 3 años.

Esta es una prueba de condicionamiento, consiste en realizar un sonido y el niño debe tratar de localizar el origen de este sonido. Una vez localizado, el audiólogo lo recompensará. Estas recompensas son recompensas visuales, generalmente el movimiento de muñecos o mediante luces.

Audiometría por juego

La audiometría por juego se comienza a hacer cuando el niño tiene más de 3 años, cuando la audiometría de Suzuki se deja de realizar.

Durante esta audiometría se realiza emitiendo tonos puros, es decir, sonidos en diferentes frecuencias. Una vez que el niño reconoce el tono, se le pide que realice una actividad, como tirar la pelota dentro de un cubo.

Logoaudiometría o audiometría verbal

La audiometría verbal o logoaudiometría está diseñada para determinar la capacidad de cada paciente para comprender palabras y frases.

Los expertos realizan pruebas de comprensión del habla para pacientes. Durante este tipo de prueba el paciente escuchará palabras y frases.

Nuestra prioridad es protegerte

¿Cómo podemos ayudarte?

casa

Te recomendamos un centro auditivo

Empezar
audifono

¿Qué audífono se adaptaría mejor a ti?

Encontrar audífono
libro

Aprende más sobre las pruebas auditivas

Saber más