Whatsapp icon
¿Te llamamos?

Audiometría


Recupera tu audición con una prueba auditiva simple.

Hazte audiometría gratis cerca de ti

El primer paso para recuperar la audición es realizar unas pruebas auditivas en un centro auditivo independiente y de calidad. Con estas pruebas se categoriza la pérdida de audición y se ataja el problema de acuerdo a cada paciente.

¿Qué es una audiometría?


La audiometría es una prueba indispensable para detectar y evaluar la capacidad de escuchar los sonidos.

Consiste en una prueba de sonidos. Mediante esta prueba auditiva se mide la capacidad auditiva en función de la intensidad y la frecuencia del sonido.

Gráfico de pérdida auditiva

El objetivo es comprender la intensidad que debe tener un sonido para que el paciente lo oiga en las distintas frecuencias, dentro del rango de frecuencia audible por el ser humano.

¿Cómo se hace una audiometría?


Para realizar esta prueba auditiva no se necesita preparación por parte del paciente. Hay que tener en cuenta que tiene que colaborar con el audioprotesista. A medida que el paciente vaya oyendo los sonidos, tendrá que indicar sí los está oyendo o no.

Previa a la audiometría se realizan otras pruebas auditivas: una anámnesis y una otoscopia para descartar factores ajenos como un tapón.

La audiometría, en algunos casos, se realiza a través de 3 pruebas diferentes: audiometría vía aérea, vía ósea y la prueba para determinar el umbral de molestia.

01.
Audiometría vía aérea

Se comprueba que las ondas sonoras viajan correctamente hasta el oído interno a través del aire.

Se trata de localizar el umbral auditivo de cada oído para cada una de las frecuencias, es decir, se comprueba la audición midiendo la intensidad más baja para producir una sensación audible para el paciente.

02.
Audiometría vía ósea

Con un vibrador óseo, que se coloca justo en el hueso, detrás de la oreja, sobre la apófisis. Con esta prueba se determina el umbral auditivo a través del cráneo, es decir, cómo está oyendo el paciente a través del hueso. Es indoloro.

03.
Umbral de molestia

El objetivo es determinar la intensidad a partir de la cual los sonidos empiezan a resultar molestos en cada paciente. Esta prueba es fundamental para la adaptación personalizada de los audífonos.

Una vez acabadas las pruebas el audioprotesista analizará los resultados obtenidos. gracias a ellos se podrá determinar el tipo de hipoacusia y el grado de pérdida auditiva del paciente.

Audiometría en niños


En el caso de los niños se ha intentado avanzar tecnológicamente para poder realizar audiometrías objetivas, en las que el paciente no tenga que colaborar activamente.

Se colocan unos electrodos en los oídos y en la cabeza que permiten aportar datos sobre los estímulos sensoriales durante la audiometría.

Además, hay audiólogos especializados en realizar audiometrías a niños. Mediante juegos y actividades, analizan e interpretan los estímulos provenientes de los más pequeños ante ciertos sonidos y ruidos.

Para conseguir una buena adaptación, es de vital importancia encontrar el audiólogo con más experiencia para cada caso.

¿Qué es la logoaudiometría?


La logoaudiometría es una prueba de entendimiento. Pasamos de una prueba de sonidos a las palabras. Se trata de una prueba en la que el paciente comenzará a escuchar palabras y frases. De esta manera el profesional determinará la capacidad del paciente para diferenciar los sonidos y si realmente se está entendiendo lo que oye.

Al igual que en la audiometría, el paciente tiene que colaborar y decir qué palabra o frase está escuchando en todo momento.