Whatsapp icon
¿Te llamamos?

Hipoacusia en niños

Mejorar la audición y la calidad de vida de los más pequeños es lo más importante. Para esto, es necesario acudir a un profesional de la audición que esté especializado en audiología infantil.

>> Encuentra un centro auditivo especializado

Los niños con hipoacusia pueden tener unas dificultades añadidas en el desarrollo del lenguaje. Las pérdidas de audición en los más pequeños se pueden clasificar en dos: hipoacusias prelocutivas e hipoacusias postlocutivas.

Hipoacusias prelocutivas

Se hace referencia a pérdidas de audición que aparecen antes de que el niño pueda desarrollar el aprendizaje locutivo.

Atajando el problema auditivo en una edad temprana, entre el año y los 3 años, se suele obtener un buen pronóstico, el niño desarrollará el lenguaje pudiendo alcanzar el nivel de desarrollo de otros niños de la misma edad.

Debe contar con la ayuda e implicación de la familia y de los profesionales que sean necesarios para el desarrollo.

bebe

Hipoacusias postlocutivas

Los niños que han desarrollado una hipoacusia una vez adquirido el lenguaje no tienen por qué perder esta habilidad.

Podrían producirse cambios tanto en la voz como en el volumen en el que hable el niño, por eso, sería imprescindible atajar el problema lo más rápido posible, desde el diagnóstico hasta la utilización de audífonos. Gracias a ello podrá continuar desarrollando sus habilidades comunicativas.

chica

Síntomas de hipoacusia en niños

Cuando hablamos sobre los síntomas de hipoacusia en adultos son situaciones cotidianas en las que, nosotros mismos o un familiar, podemos darnos cuenta que algo está fallando. En caso de los niños la familia debe saber identificar los síntomas de pérdida auditiva.

A la mayoría de los recién nacidos se les realiza un cribado neonatal para revisar su audición. A medida que los bebés van creciendo, se les realizan chequeos médicos en los que también se revisa su audición, por lo que el pediatra podría ser quien comunique algún tipo de problema auditivo.

Para identificar una pérdida auditiva en niños, los familiares deben estar pendientes de los síntomas para poder atajar el problema auditivo cuanto antes ya que podría influir en el desarrollo cognitivo del niño.

En niños prelocutivos

Continuas infecciones y otitis medias

No alterarse ante ruidos fuertes

No obtener respuesta de movimiento a la voz de sus padres

No imitar sonidos, o palabras simples a los 12 meses de edad

En niños postlocutivos

No obtener respuesta al llamarlos por su nombre

No prestar atención

Dificultad para hablar o habla tardía

Dificultad para escuchar sonidos agudos

Subir el volumen de aparatos que emiten sonido

Pruebas auditivas en niños

Las pruebas auditivas para bebés y niños no son las mismas que para los adultos. Lo más indicado para los niños es acudir a un centro auditivo en el que sus especialistas estén especializados en audiología infantil.

Actualmente, ya que las pruebas de audición que se les realiza a los niños son mediante observación y juegos. Hay centros auditivos cuyas instalaciones y equipos están orientados para obtener unos resultados óptimos.

Existen dos tipos de pruebas auditivas para bebés y niños: pruebas de comportamiento y pruebas físicas.

Pruebas auditivas de conducta

En las de conducta están contempladas las audiometrías, adaptadas a la edad, estado de salud o desarrollo.

Se observan las respuestas de bebés y niños a los sonidos que se emiten.

oso de peluche

Audiometría por observación de la conducta

Se realiza a bebés de entre 0 y 3 meses. La experiencia del audioprotesista tendrá especial importancia ya que el profesional deberá fijarse en los reflejos involuntarios que realiza el niño cuando el audiólogo emite un sonido. Prestará especial atención a movimientos como el cambio de succión del chupete, si hay movimiento en sus ojos o incluso en cambios de respiración.

Audiometría suzuki o por refuerzo visual

La audiometría suzuki se suele empezar a realizar a partir de los 6 meses y hasta los 3 años de edad.

Es una prueba de condicionamiento que consiste en emitir un sonido y el niño debe buscar la localización de ese sonido. Cuando lo localiza, el profesional de la audición le dará una recompensa. Estas recompensas son recompensas visuales, suelen ser el movimiento de un muñeco o a través de luces.

Audiometría por juego

Se hace a partir de los 3 años, cuando se deja de realizar la audiometría suzuki.

Este tipo de audiometría se hace emitiendo unos tonos puros, es decir sonidos a diferentes frecuencias. Una vez que el niño reconoce el tono, se le pide que realice una actividad, por ejemplo que tire una pelota en un cubo.

Pruebas auditivas físicas

Estas pruebas auditivas para niños son mediciones que sirven al especialista para evaluar su audición. Se realizan para complementar a las pruebas de comportamiento y para determinar qué parte del sistema auditivo está el daño.

revision auditiva

Prueba de respuesta auditiva evocada del tronco encefálico

Mediante la ABR (sus siglas en inglés) se puede detectar la hipoacusia neurosensorial ya que es una prueba que se realiza mediante unos electrodos para medir la respuesta del cerebro al sonido.

Prueba de emisiones otoacústicas

La prueba de emisiones otoacústicas se realiza en bebés y niños pequeños para detectar una posible hipoacusia.

El especialista coloca en el oído del niño una pequeña sonda. A través de esta sonda se envía al conducto auditivo un sonido con el que el audiólogo comprobará la respuesta del oído interno.

Timpanometría

La timpanometría solo se recomienda realizarla a niños mayores ya que es imprescindible no moverse. Gracias a un pequeño dispositivo con el que se envía aire al tímpano, el audiólogo podrá observar el movimiento de la membrana timpánica y si es correcto su funcionamiento. Además, con esta prueba también se pueden descartar otro tipo de problemas como infecciones o acumulación de cera.

Tratamiento para hipoacusia infantil

Al igual que en los adultos existen diferentes formas de tratar la hipoacusia en niños. El equipo médico recomendará la mejor opción para cada caso.

Audífonos para niños

La utilización de audífonos es una de las formas más cómodas, eficaces y no invasivas para recuperar la audición.

Actualmente las marcas de audífonos fabrican dispositivos adaptados para los más pequeños y en una amplia gama de colores.

audifono

Implantes para niños

Los implantes son muy comunes en niños con pérdidas auditivas profundas.

Implante coclear. El implante coclear convierte los sonidos en impulsos eléctricos que llegan directamente al nervio auditivo.

Implante de conducción ósea. Este tipo de implante capta el sonido por vibraciones y lo envía de forma directa al oído interno a través del cráneo, dejando a un lado el oído externo y oído medio.

Enfermedades de oído comunes en niños

Las continuas infecciones y otitis pueden llevar tanto a niños como adultos a sufrir pérdida auditiva. Además, las otitis son una de las enfermedades del oído más comunes en los más pequeños.

Otitis media en niños

Es una de las enfermedades del oído más comunes en niños. La otitis media aguda es la acumulación de líquido detrás del tímpano y la inflamación de algunas partes del oído medio. Es una infección dolorosa para el niño y en ocasiones puede presentar fiebre.

Otitis media con efusión (OME)

Este tipo de otitis se da cuando una vez pasada la infección en el oído medio, sigue permaneciendo líquido tras el tímpano. Es posible que el niño no presente ningún síntoma.

Otitis media con crónica efusión (OMCE)

Se denomina otitis crónica cuando el líquido que se encuentra detrás del tímpano está presente durante un tiempo prolongado o cuando no hay infección y es recurrente. Puede afectar de manera significativa a la capacidad auditiva del niño.

Nuestra prioridad es protegerte

¿Cómo podemos ayudarte?

casa

Te recomendamos un centro auditivo con asistencia a domicilio

Empezar
audifono

¿Qué audífono se adaptaría mejor a ti?

¿Cómo?
libro

Aprende cómo evalúa tu audición un profesional

Saber más