Whatsapp icon
¿Te llamamos?

¿Qué es la hipoacusia o sordera?

La sordera o hipoacusia es definida como una disminución de la agudeza auditiva, es la incapacidad parcial o total para escuchar sonidos en una intensidad habitual.Este trastorno es bastante común y puede presentarse por diferentes motivos, aparecer en cualquier etapa de la vida y en distintos grados de intensidad.

La sordera tiene un impacto directo en la salud, en las interacciones sociales y la calidad de vida de quien la padece.

Una buena audición hace que las relaciones con amigos, actividades en familia, conciertos, y otro tipo de actividades sean placenteras.

¿Cómo funciona la audición?

Es imprescindible conocer cómo es el sonido. El sonido audible por el ser humano surge por un conjunto de vibraciones, conocidas como ondas sonoras, que se propagan por el aire.

Las ondas sonoras que han captado los oídos son interpretadas por el cerebro. Sí los oídos funcionan correctamente, la información que llega al cerebro permitirá a la persona oír de una forma más clara y desarrollar sus habilidades sociales y lingüísticas de una forma normal.

oido

¿Cómo funciona el oído?

La audición es un complejo proceso para captar el sonido y darle un significado.

El oído externo está compuesto por el pabellón auditivo, el canal auditivo y el tímpano. El sonido viaja a través del canal auditivo y llega al tímpano.

El oído medio, es el espacio que se encuentra detrás del tímpano, compuesto por una cadena de 3 huesecillos - martillo, yunque y estribo -. Cuando el sonido llega al tímpano, produce unas vibraciones que se trasladan a través de esta cadena hasta el líquido en el oído interno.

El oído interno está dividido en tres partes: cóclea o caracol, el vestíbulo y el nervio auditivo. El movimiento producido por el líquido en la cóclea provoca cambios en las células ciliadas. El movimiento de estas células envían señales eléctricas a través del nervio auditivo hasta el cerebro. El cerebro interpreta estas señales eléctricas como sonidos.

partes del oido

Causas de la hipoacusia

El sonido se transmite a través de las diferentes partes por las que está compuesto el oído, por lo que si se produce un daño en el oído interno, medio o externo puede afectar de manera significativa a la audición.

La hipoacusia puede surgir por diferentes motivos. Entre los principales desencadenantes de la pérdida de audición se encuentran:

Traumatismos

trauma acustico

Se produce una lesión en el oído interno, debido normalmente a un ruido muy fuerte. El trauma acústico es una causa común de hipoacusia neurosensorial.

El daño en el oído interno puede ser causado por una explosión cerca del oído. En ocasiones el trauma acústico también aparece como consecuencia de la exposición a un más bajo nivel de decibelios, durante un período prolongado.

El riesgo es más elevado para quienes viven o trabajan en lugares sometidos a exceso de ruido que se extiende durante períodos prolongados, para quienes asisten o trabajan con frecuencia en conciertos y otros eventos donde se escucha música a volúmenes altos, cazadores, etc. Para evitar cualquier daño del oído es necesario utilizar dispositivos de protección correspondientes, como tapones.

Antecedentes familiares

antecedentes familiares

Aproximadamente la mitad de los casos de hipoacusia de la actualidad se deben a causas genéticas. Hoy en día, es posible detectar de manera inmediata gracias al cribado neonatal que se realiza mediante emisiones.

Las hipoacusias causadas por causas genéticas pueden ser causadas tanto por agentes que dañan el oído durante la gestación como por mutaciones que han podido alterar los genes.

Envejecimiento

envejecimiento

La pérdida auditiva asociada a la edad es conocida como presbiacusia. Se presenta con síntomas muy leves y paulatinos que apenas se logran percibir: mala comprensión de las palabras en entornos con ruido, tienen dificultad para identificar sonidos agudos, suben el volumen de la televisión, no poder seguir una conversación telefónica, concentrarse para escuchar y hablar más alto.

>> Más información sobre presbiacusia

Medicamentos ototóxicos

medicamentos ototóxicos

Los medicamentos que se usan para el tratamiento de infecciones y enfermedades graves, como el cáncer o enfermedades del corazón, son capaces de provocar lesiones irreparables en los oído. Dañan las células sensoriales del oído interno o el complejo vestibular pudiendo afectar no solo a la pérdida de audición sino también al equilibrio, ya sea en un solo oído o en los dos.

La pérdida auditiva podrá ser temporal o permanente en función de la dosis del fármaco, el tiempo de duración del tratamiento, la combinación con otros medicamentos, edad, estilo de vida, etc.

Infecciones en el oído

infecciones en el oído

Las infecciones de oído, bacterianas o virales, que afectan a la audición suelen ocurrir principalmente en el oído medio. La infección genera presión en el pequeño espacio entre el tímpano y la parte posterior de la garganta, la conocida como Trompa de Eustaquio.

Habitualmente las infecciones de oído ceden en unos cuantos días, sin dejar secuelas mayores. Las infecciones de oído crónicas y frecuentes pueden terminar ocasionando una hipoacusia permanente.

Tipos de hipoacusia

Dependiendo de la localización de la lesión podemos encontrar diferentes tipos de hipoacusia:

Hipoacusia conductiva o de transmisión

Este tipo de sordera se da por una alteración en el oído externo o medio. Dependiendo de su localización, puede ir desde una hipoacusia leve a severa. Este tipo de hipoacusia impide a las ondas sonoras llegar al oído interno.

Hipoacusia neurosensorial o de percepción

En el caso de la hipoacusia neurosensorial, la lesión se encuentra en el oído interno. Este tipo de sordera puede ir de leve a profunda, por eso es necesario darle un tratamiento adecuado, dependiendo del grado puede ser necesario un implante coclear o un audífono.

Hipoacusia mixta o combinada

Este tipo de sordera es una combinación de la hipoacusia neurosensorial y la conductiva.

Grados de hipoacusia

▶ Audición normal: Se oyen sonidos suaves a partir de 20dB.

▶ Hipoacusia leve: el umbral de audición está situado entre 20 y 40 dB en su mejor oído. Cuesta entender el habla en entornos ruidosos.

▶ Hipoacusia moderada: la pérdida de audición se encuentra entre 41 y 70 dB. Cuesta entender el habla cuando el volumen de la voz es normal.

▶ Hipoacusia severa: la capacidad auditiva se sitúa entre los 71 y 90 dB en su mejor oído. No entiende el habla y capta solo los sonidos fuertes.

▶ Hipoacusia profunda: en este caso la pérdida auditiva supera los 90 dB y se sitúa entre 91-100 dB. Solo se perciben algunos sonidos muy fuertes y necesitará apoyo visual complementario.

grados de hipoacusia

Desde que comienza haber una hipoacusia se recomienda la utilización de audífonos para mejorar el entendimiento y no permitir que avance.

Síntomas de hipoacusia

Es habitual que los familiares y amigos sean los que señalan una posible pérdida de la audición.

Dependiendo de si el daño se ha producido en uno o ambos oídos los síntomas puede variar. Algunos de los principales síntomas es no poder seguir las conversaciones, no identificar correctamente el sonido del entorno, hablar más alto de lo habitual o poner la televisión a un volumen muy elevado.

Es importante educarse a sí mismo. Estar bien informado es uno de los primeros pasos para atajar los problemas auditivos.

Signos emocionales

▶ Estrés o cansancio al esforzarse oír lo que dicen los demás.

▶ Inquietud ante la perspectiva de conocer gente nueva por miedo a malentendidos en las conversaciones.

▶ Se trata de evitar las situaciones sociales con las que antes disfrutaba.

Signos Sociales

La intervención de familiares o amigos se puede detectar una pérdida auditiva.

▶ Suelen pedir que le repitan frecuentemente las cosas.

▶ No oyen bien conversaciones en situaciones ruidosas como en la calle o en cafeterías.

▶ Tienen problemas para escuchar a mujeres y niños.

▶ Ponen la televisión y la radio a un volumen elevado.

Signos clínicos

La intervención de familiares o amigos se puede detectar una pérdida auditiva.

▶ La mayoría de casos se dan por antecedentes familiares. En este caso es fácil de detectar ya que se hacen cribados neonatales.

▶ Existe la posibilidad de que se tomen medicamentos que puedan tener efectos secundarios en el sistema auditivo.

Una forma práctica y sencilla para saber si nosotros o un familiar está sufriendo hipoacusia es ponernos en alguna de estas situaciones.

¿A menudo pide a los demás repetir lo que han dicho?

¿Tiene problemas para seguir conversaciones con más de dos personas?

¿Se esfuerza para entender lo que se dice en lugares como restaurantes, cafeterías o centros comerciales?

¿Tiene dificultad para oír a mujeres y niños?

¿Le dicen que pone el volumen del televisor o de la radio muy alto?

¿Siente zumbidos o pitidos en el oído?

En caso de haber respondido de forma afirmativa a dos o más preguntas puede haber probabilidad de que esté sufriendo una pérdida de audición. Desde audifono.es recomendamos que encuentre su centro auditivo y se realice unas pruebas auditivas para valorar su audición.

Tratamiento para la hipoacusia

Existen diversas formas para solucionar la hipoacusia en adultos.

Audífonos

Los audífonos son una de las formas más eficaces y no invasiva para recuperar la audición. Su principal función es amplificar los sonidos no audibles por el paciente y ayudarle así a captar todos los sonidos del entorno.

Para la utilización de estos dispositivos no es necesario realizar una intervención quirúrgica.

audifonos

Implantes

Para poder utilizar un implante será necesario realizar una intervención. Existen dos tipos de implantes:

Implante coclear. El implante coclear es un dispositivo que realiza la función de la cóclea. El implante coclear transforma el sonido en impulsos eléctricos que llegan de forma directa al nervio auditivo.

Implante de conducción ósea. Estos dispositivos van fijados al hueso parietal y convierten el sonido en vibraciones que se transmiten a través del cráneo.

Nuestra prioridad es protegerte

¿Cómo podemos ayudarte?

casa

Te recomendamos un centro auditivo con asistencia a domicilio

Empezar
audifono

¿Qué audífono se adaptaría mejor a ti?

Encontrar audífono
libro

Aprende cómo evalúa tu audición un profesional

Saber más