Deterioro Cognitivo y Pérdida Auditiva

Solicita unas Pruebas Auditivas

¡Gratis y sin compromiso!


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

¿Cómo es nuestro oído?

Las habilidades auditivas comienzan en los oídos con una canalización del sonido. El oído consta de grandes divisiones que desempeñan distintos papeles: oído externo, oído medio y oído interno. La pérdida de la audición puede ocurrir cuando alguna de las partes del sistema auditivo no funciona de la manera correcta.

Oído Externo

Consiste de: Las orejas y el canal auditivo hasta el tímpano.

Oído Medio

Consiste de: el tímpano y tres huesecillos –Martillo, yunque y estribo– que envían las ondas del tímpano al oído interno.

Oído Interno

Se encuentran los órganos que crean el sentido de la audición y el equilibrio: caracol o cóclea; los canales semicirculares que contribuyen al equilibrio; los nervios que se conectan al cerebro.

El funcionamiento del sistema auditivo

El proceso comienza en la oreja, la única parte visible del canal auditivo. La oreja o pabellón auricular es el camino físico que recoge el sonido y lo concentra para dirigirlo hacia dentro del oído, hacia el oído medio.

 

El pabellón desempeña un papel importante en la configuración del sonido para ayudar al cerebro a determinar la dirección desde la que provienen los sonidos.

 

El oído medio comienza con el tímpano, es una membrana que vibra debido a las diferencias en la presión causada por las ondas sonoras. El tímpano está conectado con tres pequeños huesos interconectados: martillo, yunque y estribo.

Audífono invisible

Estos tres pequeños huesos convierten funcionan en cadena para llegar hasta la venta oval. Transforman las vibraciones aéreas generadas en el tímpano, en vibraciones del fluido que se encuentra en el oído interno.

 

En el oído interno, la cóclea o caracol, es el órgano encargado de crear las señales acústicas físicas en señales nerviosas mediante unos filamentos nerviosos similares a pequeños pelos, llamados células ciliadas. Estas células están preparadas para que respondan a diferentes tonos.

 

Las células ciliadas en el oído están divididas en externas e internas. Las internas son responsables de enviar información al cerebro a través del octavo nervio craneal. Realizan una función aferente es decir, las células internas transforman toda la información y la transforman en impulsos.

Resumen

El oído interno es una parte esencial de nuestra audición. Cuando estamos expuestos a sonidos, la onda del sonido entra en el canal auditivo hasta dar con el tímpano. La vibración se transmite desde el tímpano a través de los tres huesos conectados desde el oído medio al interno. Las células ciliadas convierten las vibraciones en señales eléctricas que van hasta el cerebro a través del nervio auditivo.

Deterioro Cognitivo

Funciones básicas que llevamos a cabo todos los días como la memoria, el pensamiento o el lenguaje se desarrollan y se mantienen activas gracias a los sentidos, especialmente gracias a la audición. Por esto mantener una buena audición es equivalente a mantener una buena memoria y un buen lenguaje. La pérdida de audición aumenta significativamente la probabilidad de padecer algún tipo de deterioro cognitivo.

En los últimos años, múltiples estudios han asegurado que la demencia y el deterioro cognitivo tiene una relación significativa con la pérdida de la audición. Además, se asegura que con la utilización de audífonos se puede disminuir el deterioro cognitivo. Se demostró que las personas con pérdida auditiva utilizan más partes del cerebro para descifrar los sonidos, por lo que la pérdida auditiva afecta a gran parte del cerebro.

¡Te ayudamos en todos los pasos!

 

Consulta a nuestros especialistas todas las dudas que tengas


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Call Now Button